Programación de Música


Justificaci0n

La música es una forma de lenguaje en la que la función expresiva es una de sus manifestaciones fundamentales. Ha adquirido el valor de un instrumento de comunicación masiva que llega y moviliza a los seres de cualquier edad, condición social o recursos económicos.

Edgar Wilems dice que, “la música favorece el impulso de la vida interior y apela a las principales facultades humanas: la voluntad, sensibilidad, amor, inteligencia, imaginación creadora.”

Los niños disfrutan de la música. Se emocionan al ir experimentando emociones, sentimientos, gozando con los sonidos, que oyen y producen.  Es un lenguaje que permite que los niños se comuniquen con el interior de sus sensaciones, y a la vez entre ellos.

Pueden  hacer música, pueden expresar a través de sus composiciones e improvisaciones, con sencillos materiales los sonidos que mejor comunique lo que sienten.

Es en el contacto con los otros niños y con la educadora que se enriquece este don musical que el niño posee. Se puede acrecentar la evolución de capacidades naturales, y la construcción progresiva del conocimiento, sin olvidarnos del goce, y la vivencia, puesta al servicio de la creación musical.

La canción es uno de los medios más representativos para introducir al niño en el mundo de la música, dado que a través de ella, ya fuera escuchándola o asumiéndola como una actividad, se pone en juego elementos necesarios como el ritmo, la entonación, la melodía, el silencio.

Las primeras manifestaciones  musicales aumentan su valor afectivo y su fuerza comunicativa cuando va acompañado de una melodía.

La Finalidad de la enseñanza de la música es colaborar con el proceso educativo, a los efectos de lograr el integral desarrollo del individuo.

En nuestra escuela nos hemos marcado unos objetivos  generales en este ámbito:

  • Disfrutar con la música.
  • Utilizar las diferentes propiedades sonoras como un instrumento de expresión y comprensión de algunos sentimientos y emociones.
  • Utilizar las diversas formas de representación y expresión, para evocar situaciones, acciones, deseos y sentimientos.
  • Utilizar técnicas y recursos básicos de las distintas formas de representación.
  • Englobar  la totalidad de experiencias emocionales de goce estético y satisfacción afectiva, que se dan en la relación niño-música.

Destinatarios:

Dentro de la etapa de educación infantil de 0-3 hemos  realizado esta programación para el  aula de 1-2 años, con una duración de 5 días y una temporalización de entre 15-20 minutos.

Objetivos para esta programacion

-Experimentar el contraste ruido-silencio.

-Desarrollar la adaptación de los movimientos corporales a los silencios de una melodía

-Descubrir, experimentar y utilizar las propiedades sonoras del cuerpo y de los objetos del entorno.

-Observar, reconocer, manipular y expresarse (musicalmente) en situaciones de la vida cotidiana.

-Desarrollar el gusto e interés por actividades musicales.

-Educar el oído para la captación de los sonidos de distinta intensidad, tono, timbre, duración.

-Educar el sentido rítmico

-Desarrollar la capacidad de escucha: aprender a escuchar.

-Identificar el sonido producido con diferentes partes del cuerpo.

-Buscar la fuente de sonido con alguna parte del cuerpo.

-Asociar los sonidos producidos con el cuerpo con otras formas de expresión (corporal, plástica).

Contenidos:

Conceptuales:

-La música.

-El ritmo.

-La intensidad del volumen.

-El timbre.

-La duración.

-El ruido.

-El silencio.

-El sonido de la voz humana y sus variaciones.

Procedimentales:

-Adaptación de los movimientos corporales a los silencios de una melodía.

-Utilización de las experiencias y vivencias propias en el control de los movimientos corporales.

-Utilización de gestos para acompañar la interpretación de canciones.

-Interpretación de sencillas danzas.

-Utilización del cuerpo para representar distintos obstinatos en el espacio.

Actitudinales:

-Escucha activa.

-Valoración de música de diferentes culturas.

-Participación activa en las diferentes danzas y actividades.

-Valoración de la importancia de los silencios.

-Valorar la importancia de la atención auditiva en la realización de las actividades musicales.

Actividades

Dia 1.

-Mascota (ratón)

Desarrollo: Podemos llevar un pequeño ratón de peluche y juguete, y con él nos apoyamos para contar la pequeña historia-canción de nuestro ratón.

-Cantamos la canción del ratón

Desarrollo: Les mostraremos a los niños la canción del ratón. En los silencios de la canción, incorporaremos, palmas, o golpes en las rodillas, saltos, etc.

Canción del ratón:

Un ratón (2 palmas) se marchó (2 palmas)

De su casa de cartón (2 palmas) para ver (2 palmas)

Sonreír (2 palmas) a las nubes con el sol (2 palmas)

Al salir (2 palmas) se encontró (2 palmas)  con un gato fortachón (2 palmas)

Y el ratón (2 palmas) se asustó (2 palmas) y a su casa regresó (2 palmas)

-Observamos el silencio

Desarrollo: Sentándonos con los ojos cerrados y en silencio durante un minuto, observaremos y recordaremos los sonidos y los ruidos que hemos escuchado. Levantaremos la mano y los iremos diciendo y la educadora los ira apuntando en la pizarra, con letras o código sencillo, comentaremos como nos hemos sentido y que hemos pensado.

 

Dia 2

-Peinarnos las orejas

Desarrollo: El inicio de las sesiones de música lo dedicaremos a la búsqueda del silencio, situados siempre en el mismo rincón, sentados en el suelo, preparamos los oídos para escuchar, acariciándonos las orejas (peinar las orejas) terminaremos  regalando música a nuestros oídos, peinamos las orejas de nuevo y así la audición requiere una predisposición para escuchar y sacar el máximo provecho de esos escasos minutos.

-Estatuas

Desarrollo: La educadora  pone una marcha una audición y los niños caminan libremente por el espacio siguiendo la música. Cuando ésta se detiene, la maestra dice el nombre de un animal y todos tienen que permanecer inmóviles haciendo su estatua.

-Observamos el silencio

Desarrollo: Sentándonos con los ojos cerrados y en silencio durante un minuto, observaremos y recordaremos los sonidos y los ruidos que hemos escuchado. Levantaremos la mano y los iremos diciendo y la educadora los ira apuntando en la pizarra, con letras o código sencillo, comentaremos como nos hemos sentido y que hemos pensado.

Dia 3

-Peinarnos las orejas

Desarrollo: El inicio de las sesiones de música lo dedicaremos a la búsqueda del silencio, situados siempre en el mismo rincón, sentados en el suelo, preparamos los oídos para escuchar, acariciándonos las orejas (peinar las orejas) terminaremos  regalando música a nuestros oídos, peinamos las orejas de nuevo y así la audición requiere una predisposición para escuchar y sacar el máximo provecho de esos escasos minutos

-Cerrar círculo

Desarrollo: Ponemos una cuerda en el suelo para poder simular un circulo donde quepan todos los niños. Los niños deberán bailar y moverse alrededor del círculo, cuando la educadora pare la audición, los niños deberán meterse en el círculo lo más rápido posible, cada vez se ira estrechando más el círculo, (en ningún caso se elimina a ningún participante).

-Observamos el silencio

Desarrollo: Sentándonos con los ojos cerrados y en silencio durante un minuto, observaremos y recordaremos los sonidos y los ruidos que hemos escuchado. Levantaremos la mano y los iremos diciendo y la educadora los ira apuntando en la pizarra, con letras o código sencillo, comentaremos como nos hemos sentido y que hemos pensado.

Dia 4

-Peinarnos las orejas

Desarrollo: El inicio de las sesiones de música lo dedicaremos a la búsqueda del silencio, situados siempre en el mismo rincón, sentados en el suelo, preparamos los oídos para escuchar, acariciándonos las orejas (peinar las orejas) terminaremos  regalando música a nuestros oídos, peinamos las orejas de nuevo y así la audición requiere una predisposición para escuchar y sacar el máximo provecho de esos escasos minutos.

-Los sonidos del papel

Desarrollo: Se les reparte a los niños diferentes tipos de papel, de tal manera que cada uno tenga: Cartón, periódico, papel de aluminio y papel celofán.

Presentamos cada tipo de papel y jugamos a identificarlos, luego se les propone que durante unos minutos manipulen el papel para ver de q formas se puede obtener sonidos de ellos. Cuando finaliza la exploración, decimos que expongan las formas empleadas para obtener sonidos de cada uno de los papeles. Seguidamente pondremos una audición y les diremos en que momento deben hacer sonar los papeles, y en cuáles no.

-Observamos el silencio

Desarrollo: Sentándonos con los ojos cerrados y en silencio durante un minuto, observaremos y recordaremos los sonidos y los ruidos que hemos escuchado. Levantaremos la mano y los iremos diciendo y la educadora los ira apuntando en la pizarra, con letras o código sencillo, comentaremos como nos hemos sentido y que hemos pensado.

Dia5

-Peinarnos las orejas

Desarrollo: El inicio de las sesiones de música lo dedicaremos a la búsqueda del silencio, situados siempre en el mismo rincón, sentados en el suelo, preparamos los oídos para escuchar, acariciándonos las orejas (peinar las orejas) terminaremos  regalando música a nuestros oídos, peinamos las orejas de nuevo y así la audición requiere una predisposición para escuchar y sacar el máximo provecho de esos escasos minutos

-Canción la casita

Desarrollo: Les mostraremos a los niños de la clase la canción de la casita. En el momento donde tocar decir “así, así” les pediremos que no hablen, que estén en silencio y que hagan los gestos o las formas correspondientes a la canción”.

Canción: “La casita”

En voz baja: YO TENGO UNA CASITA QUE ES “ASI Y ASI”, QUE POR LA CHIMENEA SALE HUMO “ASI, ASI”.

QUE CUANDO QUIERO ENTRAR, YO GOLPEO “ASI, ASI”.

ME LIMPIO LOS ZAPATOS “ASI, ASI, ASI”.

Un poco más alto: YO TENGO UNA CASITA QUE ES “ASI Y ASI”, QUE POR LA CHIMENEA SALE HUMO “ASI, ASI”.

QUE CUANDO QUIERO ENTRAR, YO GOLPEO “ASI, ASI”

ME LIMPIO LOS ZAPATOS ASI, “ASI, ASI”.

Más alto aun: YO TENGO UNA CASITA QUE ES “ASI Y ASI” QUE POR LA CHIMENEA SALE HUMO “ASI, ASI”.

QUE CUANDO QUIERO ENTRAR, YO GOLPEO “ASI, ASI”.

ME LIMPIO LOS ZAPATOS “ASI, ASI, ASI”.

-Observamos el silencio

Desarrollo: Sentándonos con los ojos cerrados y en silencio durante un minuto, observaremos y recordaremos los sonidos y los ruidos que hemos escuchado. Levantaremos la mano y los iremos diciendo y la educadora los ira apuntando en la pizarra, con letras o código sencillo, comentaremos como nos hemos sentido y que hemos pensado.

Bibliografia

  • Temario: La expresión musical (MEC)
  • Artículo: Silencios en la clase de música. Aula de Infantil Núm 42. Marzo-Abril 2008
  • Artículo: Sonido, silencio, ruido: conocerlos, medirlos, controlarlos. Aula de Infantil Núm. 4. Julio-Agosto 2008
About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s